Tag : vehiculos

post image

Más que el dólar, la inflación y los sueldos: hay autos que aumentaron hasta 110% en 2018

Les ganaron al dólar, a la inflación y a los sueldos. En lo que va del dos mil dieciocho hay autos en cuotas que aumentaron su costo en la Argentina hasta un ciento diez por ciento . Son casos puntuales, mas que grafican la carencia de lógica que reina en el mercado automotor nacional, tras la áspera depreciación del peso.

Conforme un informe publicado el día de hoy por el diario Campo Financiero, el ranking del “aumentazo” lo encabezan los Chevrolet Onix, Volkswagen Up! y Renault Kwid, con subas entre ochenta y tres por ciento y ciento once por ciento .

Estos incrementos muy frecuentemente resultan mitigados para los usuarios que adquieren automóviles al contado: son favorecidos por descuentos y bonificaciones puntuales de cada concesionarios. Los más perjudicados, no obstante, son los que se hallan pagando planes de ahorro: las cuotas se ajustan por los costos de listas y no reciben las ventajas de las rebajas.

La nota completa de Campo se reproduce aquí abajo.

***

Nota del diario Campo Financiero
Autos suben hasta ciento diez por ciento en 2018: les ganaron a dólar, inflación y salarios

Por Horacio Alonso

Las concesionarias de autos en cuotas empezaron a percibir las listas de costes de diciembre con incrementos que rondan el cuatro por ciento , mas el dato esenciales es que, con este nuevo ajuste, se cierra un año que se recordará por el “aumentazo” de los 0 km. En todo dos mil dieciocho, ciertas marcas subieron los valores de sus modelos hasta ciento diez por ciento , un récord del que se tienen pocos registros como en la salida de la convertibilidad o bien, más atrás, en la hiperinflación del Gobierno de Raúl Alfonsín.

Aunque no todas y cada una de las marcas ajustaron sus listas en exactamente el mismo nivel -ciertas lo hicieron en alrededor del sesenta por ciento -, los aumentos superaron en todos y cada uno de los casos la inflación estimada para el año, que se sitúa en más o menos cuarenta y siete con cinco por ciento . Asimismo se situaron por sobre los aumentos de sueldos concedidos en igualiarias que, para ciertos ámbitos, tuvieron un promedio de veinticinco por ciento , al tiempo que los gremios que consiguieron reabrir las negociaciones, consiguieron mejoras de más del cuarenta por ciento .

El fuerte salto de los costes se generó a consecuencia de la suba del género de cambio, que se duplicó entre el último día de diciembre del año pasado y la cotización de el día de ayer. En un mercado en el que el setenta por ciento de los 0 km que se venden son importados y los que se generan en el país tienen una alto contenido de insumos que llegan del exterior, la suba del dólar tienen un impacto directo. Por ese motivo, en el campo se procuró recobrar los valores por efecto de la depreciación. De todas y cada una formas, ciertas marcas ajustaron sus costos más que la suba del dólar. Esto tiene un efecto en los planes de ahorro que definen sus cuotas sobre la base del costo de lista. De ahí que que las subscripciones a este sistema se desmoronaron frente al fuerte incremento de esas cuotas. En cambio, para las compras en efectivo, los costos son diferentes puesto que las automotrices aplican esenciales bonificaciones para atraer clientes del servicio. Por servirnos de un ejemplo, el Chevrolet Onix cuesta dólares americanos 605.900 de costes de lista mas, con la bonificación que se da en el mes de diciembre, se logra por dólares americanos 549.900.

De este modo, las compañías procuran reducir el elevado stock de unidades que se generó por la caída áspera del mercado desde la depreciación. La expectativa para dos mil dieciocho era llegar al millón de unidades, mas va a cerrar en ochocientos al paso que para dos mil diecinueve se aguardan seiscientos cincuenta automóviles. Este festival de bonificaciones hizo que en el año, la mayor parte de las terminales perdiesen plata en el mercado interno. Las que tienen mayor participación en las exportaciones compensaron los números colorados internos con las ventas al exterior, por la mejora de Brasil (ver pág. siete). La preocupación es, ahora, de qué forma se comportará el próximo año en lo que se refiere a demanda y costes.

“Hay mucha inseguridad para dos mil diecinueve por el hecho de que se tendrán que acomodar las variables para recobrar rentabilidad. Por estos días, hay mucha oferta de descuentos. La baja del mercado en dos mil diecinueve estará determinada por los costes. Lo que se tratará de hacer es no perder dinero”, apuntó el día de ayer Martín De Gaetani, gerente de Relaciones Institucionales de Honda, a lo largo de la presentación del nuevo modelo WR-V.

En el ámbito ya dan por descartado que el primer semestre de dos mil diecinueve va a ser malo, si bien aguardan una restauración en la segunda una parte del año. De todas y cada una formas, la situación es crítica en muchas concesionarias puesto que tenían una estructura montada para un mercado de prácticamente el doble del que va a ser la realidad del próximo año. Un dato clave va a ser lo que pase con el costo financiero que el día de hoy hizo que desapareciese el crédito.