Tag : nieve

post image

Prueba comparativa de neumáticos de invierno

Los mejores neumáticos bajo cero

Aunque en España no es muy habitual que los usuarios dispongamos de dos juegos de neumáticos para nuestros vehículos, sí que, en algunas zonas de alta montaña o de climatología más adversa, hay usuarios que cambian temporalmente las ruedas de su coche para montar neumáticos de invierno en los meses más fríos. Para ellos, publicamos esta prueba comparativa elaborada por nuestros compañeros de la web húngara Autónavigátor que elaboran anualmente esta prueba. En 2016, además, lo hicieron por primera vez en un entorno que se mantuvo durante toda la prueba con temperaturas por debajo de cero.

Lo que sigue es la transcripción de la prueba de nuestros compañeros:

Como cada año desde 2012, Autónavigátor.hu y nonstopgumi.hu han elaborado la mayor prueba comparativa de neumáticos organizada en Hungría y una de las más prestigiosas de Europa. La prueba, única en su género, presenta puntuaciones realizadas a partir de mediciones concretas en lugar de simples valoraciones y se realizó en la pista de pruebas de Groupama Practice Lane en la ciudad de Mogyoród.

Cada una de las mediciones se realizó en cinco ocasiones con cada juego de nuemáticos. La mejor y la peor de esas cinco mediciones se descartaron y se hizo una media de las otras tres. ¿Cambian las mediciones año tras año? Efectivamente, como consecuencia de las diferentes condiciones de temperatura, de humedad y de la resina sintética que se utiliza para simular el hielo y la nieve en la calzada y que envejece año a año modificando su grado de deslizamiento. Para la prueba se utilizan dos unidades de Ford Focus con unas condiciones similares de desgaste. Se utilizan coches usados para reproducir de la manera más fiel posible las condiciones de uso de cualquier conductor medio que cambie los neumáticos de su coche por otros de invierno.

Este año se compararon 19 juegos de neumaticos en una noche, todos ellos de las dimensiones 195/65 R15, una medida muy común en toda Europa. La particularidad de la prueba de este año fue que, entre las 10.40 de la noche y las 5.30 de la madrugada, la temperatura se mantuvo en todo momento por debajo de cero grados, con una máxima de -2,5 grados y una mínima de -4.Comparativa de neumáticos de invierno

En estas condiciones, el agua que se bombea desde los depósitos a la carretera no llega a congelarse pero sí la que queda en los márgenes de la calzada. En la prueba se mantuvo parte del asfalto mojado de manera constante ya que las pruebas incluyen frenadas sobre asfalto seco y mojado y sobre resina mojada así como la capacidad de ascenso sobre esta última superficie, la más deslizante. También se examina el ruido de rodadura generado y la capacidad de avance en punto muerto ya que los neumaticos baratos que permiten que el coche avance más en punto muerto tienen menor resistencia a la rodadura.

Estas son las mediciones efectuadas a los 19 juegos de neumaticos baratos: Distancia de frenado desde 60 km/h. a 0 km/h. en suelo seco y mojado y frenada desde 40 km/h. a 0 km/h. sobre resina (hielo), avance en punto muerto desde 15 km/h. en una ligera inclinación constante, nivel de ruido a 50 km/h. y tiempo en recorrer los primeros 30 metros partiendo de parado en una superficie helada cuesta arriba.

Para la obtención del resultado final, las pruebas de frenado y de arranque cuesta arriba otorgaban un 20% de la nota, el desgaste, un 10% y el ruido generado y el avance en punto muerto un 5% cada uno.

Hay que resaltar que incluso a temperaturas bajo cero, los neumáticos todo tiempo Michelin CrossClimate que son, en realidad, neumáticos de especificaciones de verano, consiguieron los mejores resultados en las frenadas sobre seco y sobre mojado. Entre los neumáticos de invierno, los mejores en estas dos pruebas fueron los recién llegados Continental WinterContact TS 860, mientras que sobre resina, los Goodyear UltraGrip 9, que ya se impusieron en este apartado en la prueba del año anterior, confirmaron que son los que consiguen frenar en una distancia menor sobre hielo.

En asfalto mojado, la diferencia en la distancia de frenado entre el mejor y el peor neumático fue de 5,27 metros. Cuando los Michelin CrossClimate habían conseguido ya detener el coche, equipado con los Kormoran B2, este circulaba todavía a 30 km/h

Nos sorprendió que el hecho de que la temperatura fuera más baja hizo que las diferencias de rendimiento se acortaran respecto a años anteriores en que se trabajó a temperaturas ligeramente por encima de cero. Desde el punto de vista de la seguridad del tráfico, se desprende de ello un mensaje importante: incluso si somos capaces de frenar en una distancia razonable o pasar por una determinada curva a determinada velocidad de noche, eso no es ninguna garantía de que seamos capaces de hacer lo mismo al día siguiente si la temperatura ha variado tanto hacia arriba como hacia abajo ya que al agarre del neumático es muy sensible al cambio de la misma.

Las diferencias son importantes en función del tipo de superficie y del neumático usado. Los auténticos neumáticos de invierno demuestran sus capacidades en las frenadas en resina, que simulan nieve y hielo. Mientras que las diferencias de frenada en suelo seco entre el mejor y el peor neumático a 60 km/h fue de sólo 3,5 metros, en asfalto mojado aumentó hasta 5,27 metros y en resina aumentó hasta nada menos que 28,2 a una velocidad tan baja como son 40 km/h.

Cabe reseñar que el Michelin CrossClimate, un neumático diferente al resto ya que combina en una misma goma características de invierno y de verano, fue el ganador en asfalto seco pero cedió más de 10 metros al ganador en la frenada en resina, el Goodyear UltraGrip 9, que frenó en 18.2 metros por 28,4 del Michelin. La marca francesa tenía en el test otro representante, el Alpin 5, este sí genuinamente de invierno pero pensamos que resultaría interesante ofrecer asimismo el resultado del innovador CrossClimate en esta prueba.

¿Es realmente necesario cambiar los neumáticos?

Atendiendo a los resultados, podríamos decir que no es estrictamente necesario usar neumáticos de invierno ya que los Michelin CrossClimate ofrecieron los mejores resultados en asfalto seco y mojado a temperaturas bajo cero y tanto los neumáticos de verano como los todotiempo probados usados registraron también buenos resultados en estas dos pruebas. Pero también es cierto que todos estos tipos de neumáticos demostraron una eficacia muy pobre en la prueba sobre «hielo». Y lo que es peor, la diferencia en esta prueba concreta fue mucho mayor que la registrada por los neumáticos de invierno respecto a ellos en las otras pruebas. Por lo tanto, la idea de no cambiar a neumáticos de invierno es únicamente válida para todos aquellos que estén seguros de que no van a encontrar nieve o hielo en sus recorridos en todo el invierno.

Cabe recordar además, que el coste de unos neumáticos de invierno no es muy elevado en comparación con una sustitución convencional de neumáticos y que, comprarlos equivale a gastar menos los de verano ya que el coche lleva siempre un juego y el otro no sufre desgaste. La conclusión por lo tanto es que todos aquellos que vivan en lugares de climatología realmente adversa deben usar neumáticos de invierno por una estricta razón de seguridad.