Tag : inglaterra

post image

Inglaterra se enfrenta a una escasez de pintas de cerveza en pleno mundial

Inglaterra vive un arranque de verano glorioso. Cielo azul, calor, una inusual sucesión ininterrumpida de días sin lluvia y, para rematar, el martes próximo la selección podría lograr los cuartos de un Mundial de futbol por vez primera en prácticamente treinta años. Los ingleses solicitan a la destileria cerveza fría. El inconveniente es hay ciertas contrariedades para proporcionársela. Si bien no ha desaparecido, sí que faltan ciertos grifos frecuentes.

Un bajonazo en la producción de dióxido de carbono amenaza con una sequía de cerveza a lo largo del Mundial. El dióxido de carbono tiene múltiples aplicaciones en la industria alimenticia. Cosas tan diferentes (o bien no) como aturdir al ganado ya antes de sacrificarlo o bien aportar las burbujas de las ofertas de cerveza. Mas el cierre temporal de una serie de plantas de producción de este gas, en R. Unido y en el resto de Europa, ha creado una escasez de oferta. Justo cuando la demanda, cuando menos en Inglaterra y en lo relativo a la cerveza, se dispara.

El conjunto Ei, el mayor conglomerado de pubs de R. Unido, aseguró hace algunos días que muchos de sus más de cuatro mil quinientos establecimientos se quedaban sin ciertas cervezas más populares. Wetherspoon, conjunto con más de mil pubs, reconoció un poco antes del partido del pasado jueves ante Bélgica que ciertos de sus establecimientos se habían quedado provisionalmente sin cerveza John Smith y sidra Strongbow, las dos del fabricante Heineken. Mientras, conforme los especialistas en futbol, la selección inglesa encara uno de los cuadros más convenientes que ha tenido históricamente en un Mundial para llegar lejísimos. Y, conforme los especialistas en meteorología, la ola de calor no ofrece señales de remitir.

«Esto sucede justo en el peor instante pues es el Mundial y el pico del verano. La gente desea ver el futbol y tomarse una pinta, con lo que la demanda medra», lamentaba en The Guardian un portavoz de las cervecerías Beavertown. «Somos siendo conscientes del tema de la escasez de dióxido de carbono y trabajamos con nuestros distribuidores para disminuir al mínimo cualquier molestia a nuestros clientes del servicio y mesoneros», afirmó a la BBC un portavoz de Wetherspoon.

La escasez de abastecimiento de dióxido de carbono es un inconveniente europeo, algo que se han encargado de exagerar ciertos tabloides. Se debe al veraniego incremento de demanda de cerveza y bebidas gaseosas, conjuntado con el cierre de ciertas grandes plantas de producción de amoníaco y bioetanol, fuentes de dióxido de carbono. R. Unido importa cerca de una tercera parte de su demanda de este gas. Hay solo 2 plantas de producción del gas en suelo británico, una de las que se halla cerrada por mantenimiento.

Diferente impacto conforme el género de cerveza
No todas y cada una de las cervezas precisan dióxido de carbono. Por norma general, la escasez afectaría más a las lager que a las tipo ale. Algo que se ha encargado de rememorar Camra, la organización empresarial de ales embotelladas. «Las ales se carbonatan de forma natural con una diastasa. Son productos vivos, no como otras que precisan que se les inyecte artificialmente dióxido de carbono», explicaba un portavoz de Camra en The Guardian.

«Deseamos asegurar a los bebedores de cerveza que todas y cada una nuestras plantas están operando a plena capacidad y que trabajamos veinticuatro horas al día para llevar las cervezas a nuestros clientes del servicio lo más veloz posible», calmó el pasado miércoles en la BBC un portavoz de Heineken. La prueba definitiva va a llegar este martes, cuando Inglaterra se enfrente en octavos a Colombia.