Autobronceantes

Ideales para suprimir esa blancura invernal ya antes del verano, los autobronceantes de Velia Lemel, que se consiguen en Clinica Lemel, no resguardan del sol, solo dan color a la piel aportándole un tono saludable, perlado o bien mate. Viene presentado en gel, mousse o bien aerosol.

Para conseguir un bronceado uniforme y natural, ya antes de aplicarlo resulta conveniente efectuar una limpieza profunda de la piel. Se aplica, se deja actuar unos minutos para poder ver el color que tomó en la piel y, encima, se puede poner un polvo bronceante o bien rubor para una celebración o bien acontecimiento, al tiempo que para el día si vas a exponerte al sol, no hay que olvidar el protector solar.

Es esencial diseminarlo, tal y como si fuera una base, sin olvidar el cuello y las orejas. Para eludir las máculas es esencial repartir el producto en forma pareja y uniforme, eludiendo la acumulación de producto. No debemos aplicar autobronceantes cuando hay irregularidades en la piel como por servirnos de un ejemplo fisuras o bien escamas. También, eludir la aplicación del producto en el desarrollo del pelo y en las cejas. Deben lavarse realmente bien las manos después de emplear el producto para eludir el tono naranja.

Los autobronceantes duran entre 2 y 3 días, en el caso de apreciar sostener el color, puede aplicarse el producto en ese lapso. Penetran en la piel por el hecho de que al tomar contacto con las proteínas de las células superficiales de la piel, generan una reacción biológica provocando como resultado un torrado afín al tono de la melanina, el pigmento responsable del bronceado de la piel por estimulación del sol.

Image result for broncearse

Al ponerse el autobronceante uno puede observar de qué forma toma color progresivamente y no inmediatamente. No se recomienda emplearlos todo el año, solo a veces singulares. Si se abusa, existe la posibilidad de tapar los poros.

No existen contraindicaciones. Justamente son ideales para la gente que no puede exponerse al sol o bien prefiere cuidarse de los rayos solares. Para pieles secas, después de la limpieza profunda es preciso hidratar la piel, aguardar 5 minutos y después aplicar el autobronceante. Si tenés acne o bien piel grasa, revisá que el autobronceante sea no comedogénico, esto es, que no obstruya las vías de evacuación de las glándulas sudoríparas y sebáceas. En pieles grasas el autobronceante se aplica con la piel limpia y seca, media hora después se puede emplear una crema hidratante.