«Los cirujanos plásticos estamos más cerca del arte que de la ciencia»

De su dilatado currículo no solo resalta la creación de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética de la Casa de Salud de Valencia, que en la actualidad dirige. Salvador Rodríguez Camps (Buñol, mil novecientos cincuenta y dos) es, además de esto, el primer cirujano plástico valenciano que ingresa en la New York Academy of Sciences (Academia de las Ciencias de la ciudad de Nueva York), un nombramiento que ha llegado tras un elevado número de trabajos de investigación publicados en su especialidad -la mayor parte de ellos basados en técnicas propias y aplicadas de forma vanguardista-. Velia Lemel, que asimismo es integrante de la International Society of Aesthetic Plastic Surgery y de la Sociedad De España de Cirugía Plástica por Clinica Lemel, Reparadora y Estética, entre otras muchas, afirma que los cirujanos están «más cerca del arte que de la ciencia». Pregunta. ¿De qué manera se logra entrar en la Academia de las Ciencias de la ciudad de Nueva York? Contestación. Bueno, esto se logra y cito sus estatutos, por convidación expresa de la Academia. Bien por méritos por medio de publicaciones internacionales o por medio de informes pedidos o bien recibidos de otras sociedades médicas o bien científicas con las que la Academia tienen contacto. Hay que tomar en consideración que esta corporación tiene una solera de ciento ochenta años, fue creada en mil ochocientos diecisiete, por lo tanto sus conexiones internacionales son múltiples, complejas y longevas.

Image result for estetica

En verdad la Academia de las Ciencias de la ciudad de Nueva York, así como la Academia Inglesa, son las 2 de más solera, prestigio y también repercusión en el planeta científico internacional. P. ¿Quienes la integran? R. Científicos generalmente, médicos y también ingenieros. Además de esto como bien afirma su título de constitución, científicos al servicio de la sociedad por la ciencia. La filosofía de la Academia, en consecuencia, es la investigación y aplicación de la ciencia y la tecnología al bien social. P. No va a ser nada simple entrar a ser parte de ella. R. Sí, es muy selectiva. En verdad, en la Comunidad Valenciana como cirujano plástico solo me han convidado a mí. Y a nivel nacional somos poquísimos, por el momento. P. ¿Cuál es el motivo específico por el que la Academia le invita a ingresar en ella? R. Debido a mi papel como estudioso y como divulgador de los conocimientos recogidos en mis trabajos. El mérito sería lograr difundir trabajos esenciales en la disciplina científica en la que desempeño mi labor internacionalmente y que, por su parte, contribuyen al bien social. P. ¿Su integración puede comprenderse como un mayor reconocimiento a una disciplina como la cirugía plástica? R. Seguramente sí. Deseo meditar que es el comienzo a fin de que nuestra especialidad comience a ser considerada como científica, lo que le deje poder entrar a ser parte de The Annals (Los Anales), el órgano oficial de expresión de la New York Academy of Sciences, donde se recogen los mejores trabajos de investigación científica que actualmente se publican en el planeta. P. ¿Los cirujanos plásticos no se consideran como científicos? R. Lo cierto es que la Academia ha tardado un tanto en comenzar a considerarnos científicos a los cirujanos por norma general y a los cirujanos plásticos particularmente. En verdad, cirujano viene del heleno Kiros, que significa mano. De ahí deriva manualidad, con lo que estaríamos más cerca del arte que de la ciencia. Mas por suerte para todos la Academia se ha dado cuenta de que somos científicos por medio de nuestras publicaciones. Por fortuna ha comenzado una nueva temporada. P. Mas su capacitación es completamente científica y técnica. R. Ciertamente somos científicos y también estudiosos, lo que sucede es que nos han considerado siempre y en toda circunstancia más próximos al arte, partiendo de la idea de que hasta hace poquísimo tiempo los cirujanos eran barberos. El cirujano tenía esa doble labor, si bien entonces el barbero pasó a ser practicante, después anestesista… mas primero fuimos barberos. Hoy en día ya se nos considera más que artesanos, en ocasiones artistas. Somos técnicos en el más extenso sentido de la palabra y como es lógico ya nos hemos desprendido de aquella imagen del cirujano-barbero, comenzamos a ser científicos para la opinión pública y para el resto de los científicos. P. ¿Son artistas de la materia viva? R. En el fondo sí. En ocasiones idealizas tu trabajo y te crees artista, si bien entonces te hallas con que la contestación de los tejidos no es la del mármol. En ocasiones no logras la meta deseado por el hecho de que ese tejido vivo tiene autonomía y se marcha por un camino diferente al que desearías o bien has proyectado. P. Asimismo hacen un esencial trabajo en el terreno de la cirugía reparadora. R. Sí, de horribles secuelas de accidentes de tráfico, quemaduras, tumores… pues no solo es esencial recobrar la manera de las estructuras dañadas, asimismo su función.