LAS MEJORES IMPRESORAS LÁSER, VENTAJAS Y CONSUMIBLES.

Adquirir una impresora láser es una decisión más difícil de lo que parece a primer aspecto. En el mercado hay una gran pluralidad de tipos y modelos, con lo que no siempre es simple escoger uno o bien otro. Lo que queda claro, en términos de rendimiento, es que las impresoras láser son mucho más eficaces que las de tinta tradicionales. Vamos a explicarte las distintas variedades que hay y cuáles son sus primordiales ventajas para que, cuando vayas a comprar la tuya, no tengas ninguna duda.

De qué manera funciona una impresora láser y tipos disponibles

Una impresora láser, sea del tipo que sea, emplea un material fotosensible que se descarga con luz y que recibe el nombre de tambor fotorreceptor. Cuando la impresora recibe un documento, esta pieza se carga positivamente merced a una pequeña corriente eléctrica regulada a través de la corona de carga que recorre un filamento. En ese momento, el tambor gira a la velocidad de un pequeño láser que, a su vez, es dirigido por un motor con espejos. Todo ello da como resultado una imagen electrostática no perceptible que servirá de guía para la impresión.

Más tarde, el cilindro se baja de un polvo de color negro (el tóner) con carga positiva que se adhiere a las zonas con carga negativa, quedando visible la imagen sobre el tambor, el que se encarga de trasferirla al papel. Un par de rodillos son los encargados de que se adhiera al papel. Esta última fase recibe la denominación de fijado. Estos son los modelos de impresoras láser disponibles en el mercado:

1. Impresoras láser monocromo: Como su propio nombre indica, las impresoras láser monocromo son aquellas que imprimen en un color, el cual es, de forma tradicional, el negro. No cabe duda de que son los modelos más interesantes para aquellos que precisan hacer muchas copias diariamente y desean ahorrar costos. Eso sí, hay que tomar en consideración que no son capaces de efectuar impresiones en color. En general, en las oficinas y en los pequeños negocios suelen tener una enorme demanda.
dos. Impresoras láser a color: En este caso, estas impresoras son capaces de realizar impresiones a todo color, por lo que son más adecuadas para usuarios particulares. Como es evidente, sus costes son sutilmente superiores al caso precedente, aunque ofrecen mucha más calidad.
3. Impresoras láser multifunción: No son simplemente impresoras, sino más bien centros de trabajo capaces de llevar a cabo una gran pluralidad de labores. Tanto es con lo que, en general, incluyen, aparte de una impresora a color, un escáner, lectores de tarjetas SD, puertos USB, etcétera Merced a ello pueden operar aun si bien no estén conectadas a un ordenador. Son de enorme utilidad tanto para usuarios particulares como para pequeños negocios.

¿Qué diferencias hay entre los tóner y los cartuchos?

Las impresoras láser usan un tóner para realizar sus impresiones, al tiempo que las impresoras usuales las realizan mediante cartuchos de tinta. Estas son las diferencias más claras entre los dos elementos:

– En primer lugar, el tóner tiene en su interior un polvo (resina plástica y óxido de hierro), al paso que los cartuchos alojan un líquido (la tinta).
– Antes de depositar el polvo, el tóner necesita que un láser haya dibujado sobre el papel una plantilla electrostática de la imagen, al tiempo que los cartuchos pueden hacerlo de manera directa.
– El tambor de un tóner está cubierto por un material fotosensible (sensible a la luz) que precisa una carga positiva o bien negativa para dar inicio a la impresión. El cartucho, por su lado, no.
– La carga eléctrica que precisa el tambor del tóner favorece que la impresión se efectúe de forma increíblemente precisa. En el caso de los cartuchos, dicha impresión es menos fina.
– Un tóner tiene un precio superior a un cartucho sin importar un mínimo si es monocromo o de color.
– Cualquier tóner tiene una vida útil, en términos de números de copias realizadas, más prolongada que un cartucho de tinta.

¿Cuáles son los primordiales beneficios de los tóners y las impresoras láser?

Optar por una impresora láser en vez de por una de tinta tiene incontables ventajas. Ciertas son ya deducibles en función de lo que hemos comentado en el apartado anterior, mas existen muchas más. Estas son las que hemos creído que merece la pena destacar:

1. No poseen tinta y, por tanto, no existe riesgo de secado: Aquellos que optan por una impresora usual se hallan con el inconveniente de que, si no la emplean durante unas semanas, la tinta del interior se puede secar, con lo que terminan debiendo adquirir un conjunto nuevo de cartuchos o bien, lo que es peor, inyectores nuevos.
2. El coste de una copia es diez veces inferior. Muchas marcas prácticamente regalan las impresoras de tinta pero, en cambio, inflan el coste de las que marchan con láser. Esto es debido a que luego, mediante la venta de cartuchos de tinta, compensan la rebaja. En este sentido, una copia efectuada con una impresora laser puede costar, de media, entre dos y 3 céntimos, al tiempo que una realizada con una de cartucho puede fluctuar entre los 15 y los veinte céntimos.
3. Impresiones a prueba de agua. La tinta presenta el inconveniente de que, cuando se moja el papel en el que se halla, corre el peligro de producir una mácula. Sin embargo, el plástico empleado por los tóner se adhiere perfectamente y resistente a este elemento, con lo que cuando se seca el líquido recupera su apariencia original.
4. Calidad superior. La diferencia de calidad entre una impresora hp láser y una de tinta es palpable con la vista y con los dedos. La precisión de los bordes de las letras y los dibujos y la intensidad de los colores que brindan los tóneres son interminablemente superiores a las ofrecidas por los cartuchos.
5. Pluralidad de colores. Las impresoras de tinta, en general, trabajan con un mosaico de colores ofrecido por 3 tintas básicas que se mezclan. En cambio, los tóneres láser son capaces de plasmar una cantidad de colores prácticamente infinita.

Nuestro consejo es que, si piensas en adquirir una impresora y deseas cantidad y calidad, te decantes por una con tóner láser ya antes que por una de tinta ya que la inversión que realices se amortizará rápidamente. No caigas en el error de pensar que es un gasto innecesario pues, como sabrás, lo económico al final sale costoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *