Ya probamos la Fiat Toro y te contamos todo: lo más y lo menos

El plan Fiat Toro es uno de los vehículos que más atención ha acaparado en las notas de Cuyomotor y http://fiat-toro.com/ en este 2016 y también en las redes sociales. Hemos realizado una amplia cobertura previa con los precios de preventa, primeras imágenes extraoficiales, oficiales y ahora después del informe lanzamiento con todas las versiones y precios te contamos cómo vimos desde adentro de la presentación a esta pick up que llega para estrenar un segmento y que realmente sorprende por su performance y por su nivel de equipamiento.

Aunque no se trata de un test drive a fondo propiamente dicho, sí ofrecemos un primer acercamiento luego de haber podido manejar en ruta y en off road al menos dos de las tres versiones de esta camioneta “casi mediana” que hace días se mostró a la prensa argentina desde los hermosos, pero gélidos y nublados paisajes de la Patagonia argentina, más puntualmente desde El Calafate, uno de los extremos más australes de nuestro país, en la provincia de Santa Cruz.

Cada detalle de la ficha pormenorizada de su equipamiento lo pueden encontrar en la nota de lanzamiento, pero ahora nos aproximamos a una especie de primeras impresiones al volante de este vehículo que desde arranque Fiat avisa que no es comparable a los rivales de otros segmentos, ya que inaugura uno particular al que la marca bautiza como SUP, lo que describe como una Sport Utility Pick up, ya que combina el porte, “la altura y la ergonomía de un SUV, la robustez de un todoterreno con el confort de un automóvil, la practicidad y espacio de una pick up”.

La descripción es amplia y ambiciosa, pero bastante de eso tiene esta pick up fabricada en la planta de Pernambuco, Brasil y que comparte plataforma, motores y varias piezas con la Jeep Renegade, garantía de calidad.

¿DÓNDE LA PROBAMOS?

El primer contacto comprendió la conducción por más de 70 km, en su mayor parte en ruta y con una densa niebla, desde el Parque Nacional Los Glaciares hasta el centro de El Calafate, con tres periodistas con turnos de manejo y en este caso a bordo de la versión Freedom manual 4×2 (Freedom 2.0 16v Multijet CD 4×2 MT6).

Mientras que la segunda salida fue al mando de la tope de gama, la Volcano 4×4, la cual pudimos testear en un más que interesante circuito de conducción todo terreno, preparado al pie del Cerro Frías. Los causes, pozos, pendientes y descensos pronunciados se vieron condimentados también por la escasa visibilidad y por el hielo en el terreno, dadas las temperaturas inferiores a los cinco grados bajo cero.

Y hay que reconocer que después del paso de más de 50 conductores la Fiat Toro salió airosa de las dificultades y pruebas a las que fue sometida tanto por los periodistas como por los instructores de Fiat que mostraron las cualidades de la “chata” en diferentes condiciones como se puede ver en las imágenes del breve clip.