post image

Amplían el plan oficial de créditos baratos para autos 0 km

Con el objetivo de impulsar el alicaído consumo interno y descomprimir el freno en la producción automotriz, el Gobierno amplió ayer el plan oficial de créditos preferenciales para comprar autos adjudicados 0 km.

Semanas atrás, el Banco Provincia (Bapro), que preside Juan Curuchet, había dado el primer paso con la firma de un acuerdo con la alemana Volkswagen para dar préstamos a tasas muy por debajo de las que existen en el mercado. Ayer se sumaron Ford y FCA (Fiat Chrysler Automobile). En tanto, el Banco Nación (BNA), que conduce Carlos Melconian, replicó ese plan con esas mismas terminales pero con números más agresivos, y cerró además un preacuerdo con Toyota. En la empresa japonesa confirmaron a LA NACION que van a adherir a los planes adjudicados.

Según pudo confirmar LA NACION, Renault no tiene pensado incorporarse al programa oficial aún. Peugeot, en tanto, afirmó que su red de concesionarios ingresó a las nuevas líneas que impulsa el Nación.

Este banco ofrecerá desde la semana próxim a créditos de hasta $ 450.000, a cuatro años de plazo y a una tasa fija de 25% anual -en la actualidad un crédito personal tiene una tasa de casi 40%-. No es un subsidio: el banco cobrará 30% y el 5% restante lo financiarán las terminales. El crédito podrá cubrir el 100% del precio del auto a comprar.

Además, no será un crédito prendario, lo que facilitará el acceso. Los limitantes serán los papeles que justifiquen un empleo formal, una relación entre ingreso y cuota que no supere el 30% -condición fijada por el Banco Central- y la adquisición de algunos productos del banco -la apertura de una cuenta, por ejemplo-. En la entidad afirmaron que, en principio, no habrá cupo limitado para el otorgamiento.

En el Banco Provincia, el único que ya tiene activa la herramienta, estimaron que los créditos son también personales y, por lo tanto, no llevan prenda del bien. Permiten financiar el 100% del valor del vehículo, con un tope de $ 300.000, a 36 meses (tres años). La tasa de interés anual es fija, del 25% (con cuotas mensuales y sistema de amortización francés). Está pensada para clientes con precalificación del Bapro y que cobren sus haberes en la entidad (hoy hay 1,5 millones de personas en esa posición).

“Seguimos ampliando las posibilidades de tener un 0 km con la mejor financiación del mercado”, afirmó Curutchet en un comunicado, y agregó: “Esta línea es el resultado del trabajo y diálogo con el Ministerio de Producción. Los créditos son un aporte para impulsar la industria automotriz nacional, en un contexto internacional complejo, que requiere el compromiso de todos los sectores para sostener el empleo y la producción”.

Una cuestión importante a tener en cuenta es que el financiamiento preferencial es sólo para autos fabricados en el país. Volkswagen incluyó sus modelos Suran y Amarok. Ford produce en el país la pick-up Ranger y el Focus. FCA elabora sus productos Fiat Siena y Palio en su planta de Ferreyra, en Córdoba. Toyota, que se sumará a la propuesta del Banco Nación, ofreció algunas versiones (son 16) de su camioneta Hilux y la SW4. Todavía no definió cuáles finalmente se incorporarán a los planes de ahorro adjudicados.

“En estos primeros diez días de vigencia, hemos visto que el acuerdo de financiación con el Bapro aumentó el trafico en los salones de ventas y ya se concretaron operaciones”, afirmó a LA NACION Angie Stelzer, directora de Asuntos Corporativos de Vokswagen. No hubo precisiones sobre cuántas. “Dado la cantidad de consultas que estamos recibiendo, estamos seguros de que el volumen se incrementará durante este mes y se verá consolidada esta herramienta de financiación”, agregó.

El Indec informó anteayer los primeros datos oficiales de la actividad industrial durante la gestión de Mauricio Macri. Los números no fueron buenos: en los primeros cuatro meses cayó un 2,4% por la baja del consumo interno, pero sobre todo por el brusco freno de la economía brasileña, principal destino de las exportaciones locales (autos y autopartes, en su gran mayoría).

Sin embargo, la sobreoferta de automóviles en el mercado local, gracias a la mayor importación y al sobrestock de las terminales por la baja de exportaciones, impulsaron los patentamientos en los primeros cinco meses del año. Ayer los concesionarios nucleados en Acara informaron que en mayo se vendieron 58.906 vehículos (un alza interanual de 22,6%). En el acumulado anual, la suba fue de 8,7% con relación al mismo período de 2015.