post image

Renault Twizy, prueba de manejo en español

Renault apuesta por una evolución en el mercado automotriz mexicano y por ello, decidió vender en nuestro país su primer vehículo eléctrico: en octubre de 2013 llegó a México la furgoneta eléctrica Kangoo ZE. El posicionamiento de este vehículo se realiza de forma paulatina y acorde con los pedidos de empresas que deseen buscar un enfoque ecológico, así como ciertos beneficios fiscales tanto para vehículos eléctricos o con un alto rendimiento de combustible.

Pero, actualmente Kangoo ZE no es la única opción, Renault, por medio de la unidad de negocios de empresas o flotillas, decidió comercializar también en México el Twizy con cubiertas, o neumaticos, completamente ecologicos.

Sus orígenes

Renault Twizy fue presentado como auto concepto en el Salón de Frankfurt de 2009 y un año después fue presentado como auto de producción en París. No es un vehículo de grandes dimensiones, sino pensado para la movilidad urbana con un diseño llamativo y original. Está ideado para una persona y área de carga o para dos pasajeros, según la versión que se ajuste a tu estilo de vida, ya que tiene una mezcla de diseño y, por su tamaño, podríamos asociarlo con una motocicleta.

¿Cómo es estár en un Twizy?

Las puertas transparentes son muy ligeras y el hecho de que abran hacia arriba le da un aire atractivo. El habitáculo fue diseñado para que el aire no interfiera con los ocupantes —debes saber que este coche no tiene cristal en las ventanas. Definitivamente, quien viaja más cómodo es es el conductor. Por su arquitectura biplaza, el acompañante va justo detrás del piloto, y por eso nos dimos cuenta que no es tan fácil comunicarse con el pasajero, ya que el ruido exterior no ayuda, así que olvídate de una cómoda plática mientras recorres la ciudad.

Y debido a que no tiene cristales en las ventanas, no requieres de aire acondicionado. También olvídate de la calefacción y en época de lluvias vivirás lo mismo, o algo muy similar, que los conductores de una motocicleta.

La prueba de manejo

Manejamos el Twizy en la complicada Ciudad de México y pudimos darnos cuenta que es ideal para grandes ciudades o para pequeños recorridos, ya que su autonomía es de apenas 80 kilómetros, aunque recuerda que esto siempre puede variar según los hábitos de manejo.

Cuenta con un volante simple, no hay controles ni botones ahí. Al centro está el cuadro de instrumentos, que es una pantalla monocromática con la información indispensable, como la velocidad a la que vas, la autonomía de auto y el nivel de carga de las baterías, que es muy gráfico porque es tal cual una pila.

Tiene una batería de iones de litio recargable por corriente directa en un periodo de tres a cuatro horas, con un voltaje de 220 voltios, o de cinco a seis horas si se carga con 110 voltios, según el país, además cuenta con una garantía de diez años.

Sin duda y aunque no es muy cómodo, Renault Twizy resultó un buen auto para transitar con facilidad por la ciudad, pues gracias a su reducido tamaño cabe en cualquier lugar. Y sí, la velocidad no es una ventaja, pero su autonomía es la parte que más nos interesó. En cuanto a seguridad, Renault no dejó de lado ningún aspecto: Twizy ofrece bolsa de aire frontal, frenos ABS y cinturón de seguridad de cuatro puntos para el conductor.

Este pequeño francés se produce en la planta de Renault en Valladolid, España, y ya se han fabricado más de 11,500 unidades. Con Twizy, la marca te asegura que en cada kilómetro que recorras tendrás un auto eficiente y totalmente amigable para el medio ambiente, ya que no emite emisiones contaminantes y no hace ruido.

Estamos seguros que la marca francesa y otras armadoras ampliarán su oferta comercial de modelos de cero emisiones si el gobierno trabaja en la infraestructura para las tecnologías alternativas, tanto para los automóviles eléctricos como para vehículos que dispongan diesel con ultra bajo contenido de azufre, un trabajo que debe ser realizado para tener mayor acceso a la tecnología que ya se tiene en otros países.

No pasarás desapercibido
Durante nuestros recorridos por la ciudad con el Renault Twizy nos dimos cuenta de lo mucho que llama la atención, todo el mundo lo voltea a ver y los menos penosos incluso nos preguntaron sobre él.

En datos técnicos, el Twizy tiene 2.33 metros de largo, sólo 1.45 de alto y apenas 1.23 de ancho. Su motor eléctrico tiene el equivalente a 20 caballos de fuerza y 42 libras/pie de torque, y puede alcanzar los 80 km/h de velocidad máxima.

En cuanto a la experiecia de manejo, la sensación de potencia es buena, pues aunque no tiene un número exorbitante de caballos es un auto muy pequeño y ligero. Además, debemos tomar en cuanta que al ser eléctrico se tiene el 100% del torque desde que se pisa el acelerador. Por otro lado, la suspensión y dirección sí son rígidas y en calles con muchas irregularidades resulta un coche muy incómodo.

Lo que también es un hecho es que, sobre todo al principio, la sensación de vulnerabilidad es alta, pues al ser un coche muy pequeño uno se siente desprotegido y frágil. Sin embargo, es una sensasión que pasa pronto.

Tag: cubiertas para autos